La formación online no solo es tendencia, sino que se encuentra en pleno crecimiento, pasando de ser un instrumento de ayuda en el día a día a ser nuestro complemento ideal si no puedes estudiar de forma presencial. El impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en nuestra vida ha alcanzado en las últimas décadas valores incalculables, su uso ha provocado cambios en el ocio, en los sectores públicos, administrativos, económicos e indudablemente en la educación.

Así pues, también las innovaciones y los avances tecnológicos han afectado a nuestra forma de estudiar.  Vivimos en la era de la información y la revolución digital y ello ha propiciado la difusión masiva e incesante de conocimientos y datos ante nuestra necesidad de ampliarlos y actualizarlos.

En esta actualización constante, las TIC han tenido un protagonismo innegable, implementando una formación que va más allá del aula, una formación en línea, que muchas veces es cooperativa, creando comunidades. Todo ello ha dado lugar a la formación online que permite estudiar sin horarios ni desplazamientos.